“Este es uno de los ejemplos que aporto como prueba a los jueces. El Ayuntamiento utiliza la comisión de servicios para nombrar cargos ‘a dedo’ de manera generalizada. Un mecanismo de uso excepcional y limitado en el tiempo, pues solo se puede estar un máximo dos años en el cargo”, explica Alonso

“Esto es un ‘cachondeo’”, indica el funcionario ‘azote’. “En algunos casos el Ayuntamiento ejecuta las sentencias, hace una nueva convocatoria ‘paripé’ y vuelve a nombrar a la misma persona. Hay casos en que la misma persona ha sido cesada dos veces por ejecución de sentencia y el Consistorio lo pone en el cargo por tercera vez”

“El caso de la jefa de negociado de Patrimonio Histórico-Artístico, de la que dependen la conservación de la Alcazaba y Gibralfaro, también lo tengo en el Juzgado de Primera Instancia. Para demostrar que es una convocatoria ‘paripé’ me presenté. Cómo pueden dejar que opte al cargo una persona, en mi caso, que es funcionario administrativo y que nada tiene que ver con el patrimonio. El puesto se publica pero que no sirve de nada porque ya está previsto quién lo ocupará”, asegura Alonso

04/06/19. 
Opinión. El jefe de Bomberos de Málaga, José Cruz Romero Angulo, lleva “provisionalmente” 17 años en el cargo, cuando solo podía ocuparlo durante un máximo de dos, según explica Wenceslao Alonso, el funcionario ‘azote’ del Ayuntamiento de Málaga. José Cruz Romero es el inspector jefe del Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento y ocupa el cargo desde el año 2002, según explica Alonso. El funcionario...

...que desde 2014 denuncia los nombramientos ‘a dedo’ que realiza el Consistorio entre trabajadores públicos para ocupar puestos como jefaturas de negociado, jefaturas de servicio o secretarías de distrito sin tener en cuenta los principios de mérito, igualdad y capacidad. “El caso del jefe de Bomberos es uno de los ejemplos que aporto como prueba a los jueces. Es una forma de demostrar que el Ayuntamiento utiliza la comisión de servicios de manera generalizada. Un mecanismo de uso excepcional y limitado en el tiempo que recoge que la persona nombrada puede estar un año en el cargo ampliable a otro año, dos años como máximo”, explica Alonso. Que actualmente trabaja como administrativo en el edificio donde se encuentra la Gerencia de Urbanismo. Es funcionario en el Ayuntamiento de Málaga desde 1999, en 2011 se licenció en Derecho y le ha ganado unos diez juicios al Consistorio que dirige Francisco de la Torre (PP). Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

“ESTO es un ‘cachondeo’”, indica Wenceslao Alonso, el funcionario ‘azote’, en relación a los nombramientos ‘a dedo’ que asegura realiza el Ayuntamiento entre los funcionarios para ocupar cargos de mayor rango como jefaturas de sección o de negociado sin respetar los principios de mérito, igualdad  y capacidad.

“EN algunos casos el Ayuntamiento de Málaga ejecuta las sentencias, hace una nueva convocatoria ‘paripé’ y vuelve a nombrar a la misma persona. Hay casos en que la misma persona ha sido cesada dos veces por ejecución de sentencia y el Consistorio lo pone en el cargo por tercera vez”, explica Alonso.

“EL caso de la jefa de negociado de Patrimonio Histórico-Artístico, de la que dependen la conservación de la Alcazaba y Gibralfaro, también lo tengo en el Juzgado de Primera Instancia. Para demostrar que es una convocatoria ‘paripé’ me presenté. Ella y yo fuimos los únicos candidatos. Cómo pueden permitir que opte al cargo una persona, en mi caso, que es funcionario administrativo y que nada tiene que ver con el patrimonio. El puesto se publica pero que no sirve de nada porque ya está previsto quién lo ocupará”, asegura Alonso.

EL trabajador del Ayuntamiento acude a un notario cuando se publican los puestos: “Cuando se convocan las plazas de jefaturas de negociado y se supone que todos podemos competir libremente me voy al notario y recojo en un acta que el puesto convocado tal día se lo van a dar a x persona. He acertado en muchos casos y lo he aportado en los juicios. Tengo múltiples sentencias a mi favor en las que se recoge que estos puestos tienen que ser convocados por concurso. Y no que un concejal o un director de área diga en medio folio que se coge a x persona ‘porque es el más apañado’”.


“HASTA noviembre de 2018 el Consistorio se escudaba en que no existía una Relación de Puestos de Trabajo (RPT) en el Ayuntamiento para nombrar ‘a dedo’ a quien quisiera. Decían que sin RPT no había concurso de méritos. Así intentaban justificar que una persona esté décadas en un cargo de una manera fraudulenta, en fraude de ley”, señala Alonso. Que añade que “los jueces me han dado la razón en el sentido de que la inexistencia de una RPT no implica que no tengan que convocarse concursos de méritos para que quien lo desee pueda optar a cualquier puesto. El 29 de noviembre se publicó en el Boletín Oficial de la Provincia de Málaga (BOPMA) la RPT del Ayuntamiento. Ya no hay excusa. El Ayuntamiento tiene que actuar conforme a la ley, convocando y publicitando el puesto mediante un concurso de méritos. Y que acote que una persona como yo no se pueda presentar a una jefatura sobre patrimonio”, explica el funcionario ‘azote’.  Que añade que “a pesar de que ya existe una RPT el Consistorio sigue convocando comisiones de servicio provisionales”.

EL principal logro de Alonso es una sentencia “en la que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía condena al Consistorio por cubrir determinadas plazas utilizando ‘mecanismos de designación aleatorios’ y ‘al margen’ de los principios de igualdad, mérito y capacidad”, explica Eldiario.es (AQUÍ). “Actualmente tengo una causa en el Tribunal Supremo, otras seis en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía y unas 15 en el Juzgado de lo Contencioso- Administrativo de Málaga. El Consistorio ya ha pagado unos 7.000 euros en costas por sentencias firmes. Un dinero que sale de los bolsillos de los malagueños porque el Ayuntamiento hace lo que le da la gana”, indica el funcionario.

ALONSO es delegado sindical en la junta de personal del Ayuntamiento de Málaga. “Me presenté a las elecciones por el Sindicato Andaluz de Bomberos (SAB). En el Ayuntamiento se creó en 2006 la sección sindical de STAL (Sindicato de Trabajadores de Administración Local), un sindicato que tiene presencia en la Diputación de Málaga. El Consistorio reconoce que existe desde entonces, sus miembros se fueron jubilando y ahora un grupo de personas estamos intentando mantener la sección sindical, pero nos ponen todo tipo de pegas. La justicia nos dio la semana pasada la razón y esperamos poder actuar pronto como la sección sindical de STAL en el Consistorio. En las elecciones a órganos de representación que se celebraron en diciembre me tuve que presentar con el SAB porque era eso o meterme en un proceso judicial para paralizar las elecciones. Y no solo eso, me presenté por el SAB, iba el número cuatro, y en este caso el Ayuntamiento aplicó la Ley D’Hont que nunca antes se había empleado en las elecciones a órganos de representación y que no es el procedimiento que está recogido en la Ley para este tipo de votaciones. Impugnamos los resultados, fuimos al Centro de Mediación, Arbitraje y Conciliación de la Junta de Andalucía y no han tenido más remedio que admitirme como cuarto delegado”. La Junta les dio la razón cuatro meses después (AQUÍ) anulando las decisiones de la Mesa Electoral Coordinadora sobre la atribución de los resultados de la votación. Y Alonso se convirtió en el cuarto delegado sindical del SAB en la junta de personal.

‘REPRESALIAS’. “En 2016 me abrieron un expediente disciplinario con amenaza de suspensión de empleo y sueldo por un plazo de tres años usando una serie de mentiras en mi contra. El director de Junta de Distrito de Palma Palmilla y para la Rehabilitación y Gestión de Parques Industriales y Empresariales, Juan Manuel García, instó a mis superiores jerárquicos. Intentaron decir que menospreciaba a los ciudadanos a los que atendía en la oficina de Palma-Palmilla, donde trabajaba entonces. Decían que a un hombre le dije que estaba loco, a una mujer que tenía que bañarse y que una embarazada se fue llorando porque no le hicimos un trámite. Todo mentira. El expediente se archivó, estuve muy mal por aquello, pasé cuatro meses de baja. Tengo una demanda interpuesta contra el señor García”, explica Alonso.

PUEDE ver aquí anteriores artículos relacionados con esta información:
- 03/06/19 “Acoso y derribo por parte de la Diputación de Málaga”. Es lo que denuncian haber sufrido Francisco Morales, secretario general del Sindicato de Trabajadores de la Administración Local (STAL) y Miguel Medina, exsecretario de organización
- 30/05/19 Nuevo varapalo judicial al Ayto de Málaga de la mano de Wenceslao Alonso, el funcionario ‘azote’ que denuncia los nombramientos ‘a dedo’ entre empleados públicos sin tener en cuenta los principios de mérito, igualdad y capacidad
- 29/05/19 “¿Qué quieres? ¿Que vayamos a tu casa a hacerte escrache todos los días? ¿Que te demos por culo, que te reventemos la cara?”. Francisco Morales, secretario general del sindicato STAL, de la Diputación, asegura recibir estas amenazas
- 28/05/19 “El PP y los sindicatos mayoritarios tienen un cortijo montado en la Diputación de Málaga”, asegura Francisco Morales, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Administración Local (STAL) en el ente provincial
- 24/05/19 ¿Nuevo alcalde? Por primera vez en Málaga desde hace años se nota un consenso entre vecinos, profesionales, redes sociales… sobre la necesidad de un cambio en el ciclo político tras 24 años de PP. ¿Conseguirá la izquierda gobernar?
- 23/05/19 Los ‘tejemanejes’ del alcalde Paco de la Torre para que Ruth Sarabia siga siendo directora general de Derechos Sociales a pesar de no ser funcionaria de carrera muestran cómo el Consistorio manipula a su conveniencia el área de la mujer
- 21/05/19 Una artista plástica no experta en Violencia de Género impartirá 20 talleres a jóvenes de secundaria sobre esta materia. 18.000 euros del Pacto de Estado contra la violencia machista le pagará el Ayuntamiento a la empresa de un exconcejal del PP
- 20/05/19 Ruth Sarabia, directora general de Derechos Sociales en el Ayuntamiento de Málaga, miente para no responder a esta revista sobre por qué da 18.000 euros a un programa que no tiene relación con la violencia de género
- 17/05/19 ¿Enchufismo? Fuentes municipales denuncian que “una empresa del exconcejal y ex alto cargo del PP provincial, Pablo Antón, recibe 18.000 euros por un proyecto audiovisual procedentes del Pacto de Estado contra la Violencia de Género”